Enzo Páez, repujado en cobre